En la Argentina hay 1,4 millones de mujeres que trabajan en casas particulares. Aunque por la pandemia la mayoría todavía debe quedarse en sus hogares, a algunas las obligan a seguir cumpliendo sus tareas, otras viajan para cobrar el sueldo y muchas fueron despedidas.

Fuente: Más Información